En el vertiginoso mundo de la gastronomía, existe un lugar en Guayaquil que ha logrado conquistar los corazones de sus comensales, ofreciendo una experiencia culinaria única y memorable. Mercado del Río, bajo la dirección de Nicolás Romero Orellana y el equipo de marketing liderado por Dayana Ruiz, ha sabido combinar sabores tradicionales con una visión moderna y audaz para convertirse en el epicentro gastronómico de la ciudad.

El recorrido de Mercado del Río inició hace casi una década, cuando Nicolás Romero Orellana, apasionado del sector gastronómico, incursionó en la organización de una feria gastronómica llamada «Raíces». Esta feria, que reunió a chefs nacionales e internacionales de renombre, se convirtió en todo un éxito y permitió a Nicolás y su equipo descubrir el potencial de la gastronomía ecuatoriana y el apasionante mundo culinario.

Tras el éxito de «Raíces», la idea de crear un espacio permanente que promoviera la gastronomía ecuatoriana tomó forma, y así nació Mercado del Río. Inspirado en la tendencia de mercados gastronómicos que se ha popularizado en Europa y Estados Unidos, Mercado del Río ofrece un ambiente único, fundado en un espacio histórico y emblemático de la ciudad: el malecón junto al río Guayas, el lugar donde alguna vez salían las primeras exportaciones de cacao y banano del Ecuador.

Desde su fundación hace cuatro años, Mercado del Río ha sido un pilar de la identidad cultural del país, celebrando y promoviendo la riqueza culinaria ecuatoriana. El mercado ofrece una selección exquisita de huecas y restaurantes que representan la diversidad de la gastronomía ecuatoriana, desde los platos tradicionales de la costa hasta los sabores autóctonos de la sierra y la selva.

La pandemia del año pasado supuso un desafío para el equipo de Mercado del Río, pero también una oportunidad para acelerar su transición hacia el mundo digital. Analizando el comportamiento del consumidor durante la pandemia, el equipo identificó la creciente demanda por canales digitales y el miedo que las personas tenían de salir de sus casas. Así, apostaron por desarrollar su propio e-commerce y se aliaron con aplicaciones digitales para ofrecer servicios de entrega a domicilio.

La página web de Mercado del Río se ha convertido en el enlace madre que conecta no solo con los consumidores locales, sino también con amantes de la gastronomía de todo el mundo. Las métricas demuestran que, además de atraer a guayaquileños y ecuatorianos de otras ciudades, Mercado del Río ha cautivado la atención de visitantes internacionales, incluyendo personas de Chile, Argentina y Colombia.

Una de las claves del éxito de Mercado del Río es su enfoque en valores y su visión de 360 grados para representar todas las regiones del país. El dominio .ec en su página web ha sido fundamental para consolidar su identidad ecuatoriana y generar credibilidad tanto a nivel nacional como internacional. El mercado se ha convertido en un punto de encuentro para los ecuatorianos y un referente gastronómico reconocido en todo el mundo.

El equipo de Mercado del Río tiene claro su propósito: promover la identidad cultural del Ecuador a través de la gastronomía, y en ese camino, han sabido combinar tradición con innovación, creando una experiencia culinaria que se quedará en el paladar y corazón de cada visitante.

Como consejo a los emprendedores, Nicolás Romero Orellana resalta la importancia de aferrarse a la idea y validarla al máximo. Puede haber obstáculos en el camino, pero la perseverancia y la pasión por los valores de la empresa son el camino hacia el éxito.

Mercado del Río es una verdadera joya gastronómica que sigue evolucionando y deleitando a los paladares más exigentes. Con su visión audaz y enfoque en la identidad cultural, este mercado ha logrado destacarse en el competitivo mundo de la gastronomía, llevando el sabor y la esencia del Ecuador a cada rincón del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *