Una tradición culinaria que ha conquistado el paladar de muchos ecuatorianos es ¡la pasta italiana! Si bien la gastronomía de Ecuador es rica y variada, esta se ha convertido en un plato imprescindible en los hogares de nuestro país por ser una opción fácil, rápida y versátil para las comidas diarias.

Desde las clásicas lasañas hasta los espaguetis al dente, la pasta italiana ha ocupado un lugar en nuestras mesas. Los ecuatorianos hemos adoptado esta deliciosa tradición y la hemos fusionado con nuestros propios sabores e ingredientes autóctonos. ¡Imagínense una pasta al pesto con el toque especial de cilantro ecuatoriano o una Lasagna con tomates frescos de nuestra Sierra!

Todo es posible si la pasta es de excelente calidad, producida con Trigo Durum, siguiendo métodos ancestrales que preserven su autenticidad al producirla a baja temperatura como tradicionalmente se fabrica en Italia para aquellos que buscan saborear auténticos platos italianos.

Es así como una verdadera pasta italiana es aquella que transporta directamente a la cálida Italia ya sea en un restaurante o en la cocina de casa, los ecuatorianos buscan esta tradición para sumergirse en una experiencia gastronómica inigualable y llena de cultura a través de Santorino, razón por la que es denominada la Pasta de “Auténtica Tradición Italiana”.

Mucho más que una simple pasta, Pasta Santorino es un viaje sensorial a través de los tesoros culinarios de Italia. Cada bocado evoca los encantadores callejones empedrados de Roma, la majestuosidad de la costa amalfitana y la serenidad de los campos. En cada plato, el comensal se sumergirá en las tradiciones de Italia, donde la comida es una manifestación de la pasión y el amor por los sabores genuinos.

Pasta Santorino presenta una nueva imagen donde destaca la bandera italiana, la calidad del trigo y su tradicional producción.  Se produce en la fábrica de Moderna Alimentos, ubicada en Cayambe, con 100% de energía limpia al contar con una hidroeléctrica que satisface su propio consumo a través del caudal del Río Guachalá.

Su cocción al dente, la podemos degustar en todas sus variedades desde fetuccini, espaguetis, hasta fusilli, coditos o los clásicos corbatines que mantienen una textura perfecta en cada plato. Desde clásicas recetas con salsa de tomate hasta preparaciones más elaboradas, la pasta se adapta a diversos estilos de cocina permitiendo a los consumidores ecuatorianos explorar su creatividad gastronómica. 

La calidad de Pasta Santorino se refleja en su capacidad de no pegarse durante la cocción, sin la necesidad de aceite, características que la hacen una elección ideal para aquellos que buscan una experiencia culinaria de Auténtica Tradición Italiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *