La seguridad informática es un desafío constante en la era digital, y las empresas deben estar preparadas para enfrentar ataques cada vez más sofisticados. En una reciente entrevista con Soledad Salazar, líder de seguridad en Leterago del Ecuador, se revelaron los principales desafíos a los que se enfrenta la empresa y cómo han logrado superarlos a lo largo del tiempo.

Una de las principales preocupaciones de Leterago es la seguridad cibernética. Los ataques sofisticados son una realidad en la industria actual, y la empresa ha implementado varias medidas de seguridad para contrarrestarlos. Con el apoyo de la alta gerencia y del departamento de tecnología, se han llevado a cabo campañas mensuales de concientización para los empleados, con el objetivo de evitar riesgos como el phishing. Asimismo, se han establecido colaboraciones con proveedores para prevenir ataques de denegación de servicio. Mantener los sistemas actualizados y contar con una política sólida de respaldos diarios son otras de las estrategias utilizadas por Leterago para hacer frente a estos desafíos.

La protección de los datos es otro aspecto crucial en el entorno empresarial actual. Leterago, como distribuidora farmacéutica, maneja información sensible de sus clientes. Para asegurar la integridad, confidencialidad y disponibilidad de estos datos, se utilizan métodos de encriptación como SHA-3 y SHA-2. Además, se implementó un sistema de gestión de accesos en colaboración con aliados estratégicos. Con el objetivo de fortalecer la conciencia de seguridad, se realizan pruebas de ataques internos dirigidos mensualmente para reducir los riesgos de phishing.

En cuanto a las tendencias en la industria, Leterago está explorando nuevas tecnologías como la inteligencia artificial (IA), el machine learning y la realidad aumentada. Estas tendencias ofrecen oportunidades para optimizar las operaciones de distribución y mejorar la experiencia del cliente. Los directivos de la empresa han participado en eventos y analizado la viabilidad de aplicar estas tecnologías en sus procesos.

Uno de los desafíos actuales para Leterago y otras empresas del Ecuador es la implementación de la Ley de Protección de Datos. Aunque esta ley es similar a la implementada en Europa hace algunos años, existen interpretaciones abiertas y desafíos específicos para adaptarse a ella. Leterago ha implementado diversas medidas para cumplir con esta ley y proteger los datos de sus clientes.

El dominio .ec ha jugado un papel importante en el desarrollo digital de Leterago. Además de brindar una identificación geográfica y generar confianza entre clientes y proveedores, el dominio .ec permite el cumplimiento de normativas específicas del país, fortaleciendo así la seguridad y confianza en las transacciones en línea.

La colaboración entre diferentes actores, como empresas, gobiernos y aliados estratégicos, es fundamental en la seguridad informática. Leterago participa en foros, canales de comunicación y grupos de ciberseguridad, donde se comparten conocimientos y se enfrentan los desafíos tecnológicos de manera conjunta. Esta colaboración fortalece el ecosistema digital en Ecuador y permite un mayor acceso a recursos y mejores prácticas.

La transformación digital de Leterago ha sido un proceso constante. La empresa ha adoptado tecnologías como la inteligencia artificial y el análisis de vulnerabilidades a través de la implementación de un robot y sistemas de IA para realizar backups y evaluaciones periódicas. Además, se ha establecido un programa de ethical hacking controlado por un proveedor externo, que analiza la estructura crítica de la empresa en busca de posibles vulnerabilidades.

Después de la pandemia, Leterago ha experimentado cambios significativos en sus procesos de trabajo. Se han adoptado soluciones de trabajo remoto y se ha dado prioridad a la adaptabilidad y flexibilidad en un entorno en constante cambio.

En cuanto a los errores y descuidos más comunes que las empresas pueden cometer en seguridad informática, Soledad Salazar destaca la falta de concientización, el uso de contraseñas débiles, la ausencia de políticas robustas y la falta de copias de seguridad en redes alternativas. Además, la desconexión entre los empleados y las políticas de seguridad puede ser un punto débil que los atacantes pueden aprovechar.

Para mejorar la seguridad informática en los negocios o marcas personales, Salazar recomienda evitar el uso del correo personal en el entorno laboral y mantener una separación clara entre las actividades personales y laborales en línea. También se enfatiza la importancia de utilizar contraseñas seguras y diferentes para cada cuenta, así como implementar medidas de concientización y capacitación continua para los empleados.

En conclusión, Leterago del Ecuador se encuentra en la vanguardia de la innovación y la tecnología en la industria farmacéutica. La empresa ha enfrentado los desafíos de seguridad informática implementando medidas de protección y colaborando con aliados estratégicos. Aprovechando las tendencias emergentes y adaptándose a los cambios del entorno digital, Leterago continúa consolidándose como un referente en su industria y contribuyendo al avance tecnológico del país. Con el dominio .ec como un elemento distintivo, Leterago demuestra su compromiso con la seguridad y confianza en el entorno digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *